Miércoles 26 de Junio de 2019   |   Un día como hoy...

Partido de Gral. Pinto | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

20-12-2018 - OPINIÓN
Tres años de Cambiemos

Por Enrique Minervino.

El pasado 10 de diciembre se cumplieron tres años de gestión del gobierno de Cambiemos a nivel nacional y provincial y siempre que llega un aniversario de algo, es bueno hacer un balance. Esto es lo que intentaremos desde estas líneas a partir de analizar la situación actual con datos fehacientes.

LA GRAN ESTAFA
En principio podemos decir que transcurridos 1100 días del gobierno de Macri, asistimos a una verdadera estafa electoral. Todos recordamos al actual Presidente en campaña hablar de que en su gobierno se iba a llegar a la “pobreza cero”, que no iba devaluar, que no habría tarifazos, que ningún trabajador iba a pagar el impuesto a las ganancias, que Futbol Para Todos iba a continuar, que no se quitaría ningún derecho, que todo lo que estaba bien no se iba a tocar, que se iban a construir ¡3000 jardines de infantes!, y tantas otras promesas que podríamos sintetizar en aquella promesa madre: “podemos vivir mejor” o en aquella aún más rimbombante: con Cambiemos vendría “revolución de la alegría”. Tres años después vimos que todo esto fue una gran mentira, que lo que Mauricio Macri proclamó a viva voz en su campaña como una estrategia de marketing electoral, fue solo para llegar al gobierno y una vez logrado ese objetivo, nada de eso que prometió, cumplió.
Por el contrario sus primeras medidas fueron en sentido opuesto. El gobierno de Cambiemos devaluó, subió las tasas de interés, abrió las importaciones, se endeudó como nunca había ocurrido en la historia argentina, comenzaron las interminables subas de combustibles, los tarifazos, los despidos y los ajustes en áreas claves del Estado, el techo a las paritarias, y mientras realizaba todo esto le echaba la culpa a una supuesta “pesada herencia” del gobierno anterior. Todo ello con la complicidad de los medios que mientras se aplicaban estas medidas, ocupaban y ocupan sus espacios con una campaña sucia contra el gobierno anterior.
Todas las medidas tomadas por el gobierno de Cambiemos en estos tres años fueron en contra de los intereses del pueblo. Quizás una de las más emblemáticas en ese sentido sea la llamada ley de “Reforma previsional” en aquel recordado diciembre de 2017, que constituyó un verdadero saqueo al bolsillo de los jubilados. Con la nueva fórmula de actualización de haberes, tuvieron una pérdida anual de $7000 cada uno. De modo que con esta ley, más la inflación, la devaluación y la quita de remedios, el sector “pasivo” llegó a perder en tres años, más del 25% de su poder adquisitivo. Lo mismo pasó con los salarios de los trabajadores. Para graficar esto, el asalariado trabaja por 12 meses en el año y cobra por 9. Una verdadera estafa.

DEUDA, INFLACIÓN Y CORRIDAS
Con relación a la deuda externa, hoy Argentina a ocupa el primer lugar entre los países emergentes más endeudados. Tan solo en estos tres años, nuestro país tomó una deuda de 153.000 millones de dólares. Esto sumado a los intereses pagados por las LEBACS y las LELIQS, hace que el endeudamiento sea desorbitante. Tanto es así que los intereses pagados en esta materia constituyen la partida más grande del presupuesto recientemente aprobado. Por eso el apuro y la necesidad del gobierno respecto al presupuesto 2019, a través del cual Cambiemos garantiza el cumplimiento de los compromisos con el FMI. Por eso decimos que en realidad es el presupuesto de ese organismo, no del gobierno.
Con respecto a la inflación, el año 2018 terminará con un índice anual superior al 48%, que si lo comparamos al 23% con que terminó su gestión el gobierno anterior en 2015, vemos que no solo no solucionó este problema sino que lo agravó de manera desproporcionada. En campaña Macri dijo que la inflación no iba a ser un problema en su gobierno y que eran “unos incapaces” quienes no podían solucionar ese problema. En estos tres años la inflación alcanzó su mayor nivel en 30 años. Saque usted sus conclusiones sobre quién es incapaz y quién no.
Por si esto fuera poco, en 2018 se produjeron tremendas corridas cambiarias que demostraron que a los principales aliados financieros de este gobierno cuando de sus intereses se trata, no les importa quien está sentado en el sillón de Rivadavia. Fruto de ello, el país perdió 35 mil millones de dólares. Se imagina si esto hubiera pasado durante el gobierno de Cristina, lo que hubiera dicho el periodismo militante oficialista de Cambiemos. Hoy el dólar está a $40 y las tasas de interés alcanzaron el record histórico del 75% anual, provocando la desaparición del crédito en la Argentina. Quienes están endeudados con tarjetas de crédito, son unas de las principales víctimas de esto. Cada vez se debe más, aunque no se haya gastado nada, culpa de estos intereses exorbitantes.

LOS NÚMEROS NO MIENTEN
Algunos indicadores macroeconómicos publicados por la CELAG en estos días, demuestran con números fríos la veracidad de lo que venimos exponiendo en esta nota. Las cifras son contundentes y muestran que por más que el gobierno de Cambiemos se esfuerce en hacernos creer que vamos por el “camino correcto” como siempre dice el Presidente, ocurre todo lo contrario.
• El desempleo en 2015 estaba en un 6%, hoy está en 9,6%
• La pobreza en era en 2015 del 29%, hoy llega al 35%
• El déficit fiscal era del 5,1% en 2015 mientras que en 2018 alcanza niveles del 6,5%
• La deuda externa medida sobre el PBI, era en 2015 del 26% hoy llega al 53%
• El tipo de cambio estaba en 9,50 en 2015, mientras que hoy, está en los $40
Más allá de estos números demoledores, está claro que hay gente que no llega a fin de mes, que no puede ahorrar como lo hacía antes, que no puede salir de vacaciones, que no puede pagar los remedios o a quienes los servicios le llevan gran parte del sueldo o la jubilación. Las familias argentinas tienen cada vez más restricciones en sus gastos. ¿Qué sueldo o jubilación puede afrontar una suba del gas del 750% en estos tres años, o de la luz del 1600%, del agua un 500% y del transporte un 250%? Esa es la realidad, eso es lo que le pasa a las personas de carne y hueso, no la realidad que nos presentan los medios de comunicación pagados por el gobierno, que solo ven un país de citaciones judiciales, o de un “exitoso” G20.

LA PESADA HERENCIA… DE 2019
Como consecuencia de la aplicación de estas políticas se produjo una caída del consumo y un derrumbe de la industria nacional tal como ocurrió en los 90 y con la dictadura del 76. Esto fue posible por la apertura indiscriminada de importaciones, y por las altas tasas de interés que puso el gobierno a fin de contener el dólar e impulsar la timba financiera y que llevó a las nubes el costo de inversión y de financiamiento. ¿Quién puede invertir en este escenario? En este contexto las Pymes no pudieron sobrevivir y se calcula que unas 9600 cerraron sus puertas en estos tres años.
Este análisis centrado en lo económico demuestra que durante estos años se produjo una pérdida muy grande para el común de la gente y para los sectores productivos. Quizás para el gobierno no sea negativo este balance. Porque son fieles representantes de ciertos sectores del poder económico, y vinieron para hacer precisamente esto. Una formidable transferencia de recursos de los que menos tienen hacia los que más tienen. Ese fue su objetivo y lo están logrando. En otras palabras el gobierno de Cambiemos le saca la plata del bolsillo a los asalariados, jubilados, pymes y sectores productivos y la pone en el bolsillo de los verdaderos ganadores de este modelo: los bancos, las empresas de energía, los agroexportadores y algunas corporaciones amigas del poder como el Grupo Clarín que por eso los apoya desde sus medios. En definitiva, muy pocos se benefician y la gran mayoría se perjudica.
Cuando el macrismo habla de la “pesada herencia” recibida, está diciendo un gran mentira. Los índices expuestos demuestran que no había tal pesada herencia, y que si la habrá en diciembre de 2019, cuando asuma el nuevo gobierno. Con estos indicadores, de los cuales ninguno es bueno, y ninguno ha mejorado las marcas de 2015, y con el sometimiento declarado al FMI, será cada vez más imposible visualizar la luz al final del túnel.







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3287 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314520 - N° de Registro DNDA: en trámite