Miércoles 24 de Abril de 2019   |   Un día como hoy...

Partido de Gral. Pinto | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

31-01-2019 - OPINIÓN
Demagogia y muerte

Por Enrique Minervino.

Hace pocos días asistimos a un encuentro entre Patricia Bullrich con algunos intendentes de “Cambiemos” de la Cuarta Sección electoral, entre los que se encontraba el Jefe comunal de Lincoln, Salvador Serenal. La Ministra de Seguridad de la Nación estaba en su lugar de descanso en un campo toldense y se hizo un tiempo ya que andaba por acá, para recibir a los jefes comunales.
El tema central del cónclave, según lo expresado por Serenal, fue la política que lleva adelante el ministerio a cargo de Patricia. El intendente linqueño se mostró muy satisfecho por coincidir y apoyar las políticas de seguridad a nivel nacional, la lucha contra el narcotráfico y la inseguridad y calificó de “maravilloso” el contacto directo con la Ministra y el “apoyo” de la Nación para su lucha contra la inseguridad.
¿Cuáles son esas políticas de seguridad emanadas de la Ministra estrella de Macri que tanto encantan y maravillan al intendente linqueño? Serán por ejemplo las que avalan que Gendarmería participe en la represión ilegal y termine su actuación con la muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel? O quizás la política de seguridad que avala al asesino Chocobar que mata por la espalda? O tal vez sea la que la ministra propone cuando nos dice que todos los argentinos andemos armados, total Argentina “es un país libre”…
En línea con todo esto, la Ministra que se tomó… un descanso en Los Toldos, emprende una cruzada contra los menores al querer bajar la edad de la imputabilidad, desatando un debate falso sobre la edad, para no hablar de los desastres en materia económica de su Gobierno. Por ejemplo del insoportable aumento de las tarifas o de la inflación del 48%, la más alta en los últimos 30 años que desató el Gobierno de “Cambiemos”.
Por estas medidas cargadas de muerte y represión ocurrió que en diciembre, en un asalto a un micro, un policía de 19 años que tenía 16 días de antigüedad en la fuerza, efectuó 4 disparos intentando herir a dos delincuentes que tenían un arma (la cual estaba descargada). Como resultado de esta acción, el novato policía terminó matando a una pasajera, Sandra Rivas de 46 años, quien estaba acompañada por su hija que la vio morir desangrada. Todo gracias a las directivas de Bullrich.
Sandra se convirtió así en víctima de la verdadera inseguridad que es la del Estado. Un Estado que no protege y que abandona a sus ciudadanos. Un Estado que está en manos de un Gobierno irresponsable que propicia la cacería humana, en vez de combatir el delito en forma eficiente y no con policías que tiren y después pregunten, tal como lo estipula el protocolo de la inefable Patricia.
La Ministra pro-etílica, en una muestra de irresponsabilidad, sale a cazar votos a través de medidas demagógicas porque no puede mostrar un solo logro de su gestión que no hace otra cosa más que cosechar fracasos, porque no hace nada bien (al menos para la gente, porque para sus negocios, sí). A Sandra nadie le va a devolver la vida, y nadie va a hablar de ella. Los diarios cómplices de este Gobierno dijeron un día después del asalto que la bala había salido del arma de uno de los delincuentes y por lo tanto pidieron más mano dura. Son los mismos medios que nos arrastraron a esta doctrina nefasta y que durante años nos vienen llenando la cabeza con que esto sólo se resuelve con mano dura, que no hay otro camino. Y ahora nos dicen que bajando la edad de imputabilidad, implementando las pistolas Taser, o habilitando a los policías a que tiren sin pedir permiso, incluso en un micro lleno de gente, se va a resolver algo.
Por ganar unos votitos este Gobierno al que no le importa la gente, hace que las fuerzas de seguridad maten por la espalda o disparan en lugares llenos de personas que no tienen nada que ver. Todo por seguir vendiendo la demagogia porque no hay logros para mostrar. Y muchos lo festejan, o lo permiten y naturalizan.
Es fácil escribir doctrinas que nunca vas a padecer, porque tenés tu casa blindada, o vas escoltada por la policía hasta tu casa. Así nunca te vas a cruzar con tu propia locura. O acaso alguien piensa que tanto Bullrich o cualquier otro funcionario del Gobierno están expuestos a esa doctrina nefasta que impulsaron.
Cuánta gente va a tener que morir para que demos marcha atrás con medidas como estas? ¿Esto es seguridad? ¿Esto es lo que a Serenal tanto le maravilla? ¿Queremos para la Argentina que mueran inocentes, por intentar agarrar un culpable? Me niego una y mil veces a sumarme a esta ola demagógica que pide seguridad a cualquier costo. ¿Se hará cargo la Ministra de las muertes que provoca? ¿Le vamos a dar la razón a esta demagogia electoral que hace que mueran compatriotas como Sandra, porque este Gobierno fracasado no encuentra qué vendernos y por lo tanto solo quiere mantener a su núcleo duro embobado con medidas que generan muertes?
Si seguimos en este camino con la doctrina Bullrich, si la seguimos aplaudiendo como Serenal o si la sociedad sigue naturalizando que los policías tiren a matar sin pedir permiso, y que en una fracción de segundo decidan sobre nuestras vidas, seguramente todo termine como dijo la mamá del pibe asesinado por Chocobar, a menos de 10 metros de distancia: “Vamos a terminar construyendo más cementerios que cárceles”.







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3224 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314520 - N° de Registro DNDA: en trámite