Martes 19 de Marzo de 2019   |   Un día como hoy...

Partido de Gral. Pinto | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

28-02-2019 - OPINIÓN
Agrandemos el cuarto ya



Por Enrique Minervino.

En el Carnavalincoln 2018 resultó premiada una carroza cuyo título era “Agranden el cuarto”. La misma caricaturizaba a algunos ex funcionarios del Gobierno anterior que por entonces habían sido enviados a la cárcel y que se encontraban con trajes a rayas frente a un cuarto cuyas dimensiones eran demasiado pequeñas y era menester ampliarlo para que pudieran ser alojados allí. Como obra artística resultó muy ingeniosa y de hecho muchos festejaron la ocurrencia. El jurado reconociendo la calidad del trabajo y en consonancia con el clima de época, le dio el primer premio.
Más allá de lo bien representada que estaba la escena, esa carroza me causaba una sensación contradictoria, porque el encarcelamiento de la mayoría de los ex funcionarios fue y es producto de la arbitrariedad de un Poder Judicial corrupto y contaminado por una relación promiscua con el actual Gobierno que necesitaba y aún necesita de esos golpes de efecto para tapar una desastrosa gestión al frente de la administración nacional. Y también para mantener contento y satisfecho a un sector de la sociedad que supo comprar el famoso “se robaron todo”.
La mayoría de quienes hoy están presos, que pertenecieron al Gobierno anterior, está sin condena y fueron puestos en las cárceles por jueces que actúan en connivencia con el Poder Ejecutivo, como Julián Ercolini y Claudio Bonadío y Ariel Lijo, entre otros, para quienes rige la “presunción de culpabilidad” y no la presunción de inocencia.
En los tiempos de los gobiernos militares los presos políticos eran producto de las decisiones del Poder Ejecutivo dictatorial. Hoy la derecha “democrática y moderna” de Cambiemos utiliza otros mecanismos más sofisticados pero que conllevan la misma finalidad: proscribir a los dirigentes opositores especialmente aquellos que pertenecieron a un gobierno popular. Es un mecanismo perverso en el cual los enemigos del gobierno son bombardeados por los medios, estigmatizados por los funcionarios del gobierno, y encanados “preventivamente” por el Poder Judicial. Y si algún juez independiente se atreve a desafiar estas “reglas” de la persecución institucionalizada como lo hizo el juez Carzoglio, quien consideró que Pablo Moyano no debía ser detenido como lo pedían el gobierno y los medios cómplices, es apartado de su cargo. La misma persecución sufrió el juez platense Luis Arias que falló a favor de los docentes cuando determinó que no se debían recuperar los días de paro como pretendía la gobernadora Vidal desconociendo el derecho de huelga y cuando rechazó los aumentos de tarifas. Cuando a Cambiemos no le gustan los fallos, desplazan a los jueces, desconociendo la división de poderes propia de toda República.
Pero como el show está por encima de todo, incluso por encima de la Constitución, cualquier funcionario que haya pasado por el gobierno anterior y es acusado del algo, será encarcelado. Aunque esté sin condena. Lo importante en esta Argentina gobernada por el odio y el revanchismo es la imagen del supuesto corrupto con el traje a rayas. Lo importante es la imagen de un kirchnerista yendo en cana por “ladrón”. En eso basa su fundamento político el gobierno de Cambiemos. Porque si de políticas se trata, no tienen un solo logro para mostrar.
En consonancia con Raúl Traversa, el artista que ideó la carroza ganadora del año pasado, yo también quisiera que agranden el cuarto. Pero para que se alojen allí todos los funcionarios del gobierno PRO-UCR implicados en casos de corrupción. Recordemos solo algunos de ellos que ameritarían trajes a rayas.
Imagínese con el traje a rayas a Gustavo Arribas titular de la AFI, que vive en un piso del Presidente, implicado en el caso del Lava Jato brasileño; o al Ministro Dujovne que vive en una mansión y paga impuestos por un baldío, tiene cuentas en el exterior y es uno de los ganadores de la opereta del dólar futuro; o al Ministro de Energía Javier Iguacel, que controla la empresa Pluspetrol radicada en las islas Caimán, y es un oscuro operador especializado en armar causas y denuncias contra las contrataciones de la obra pública del gobierno anterior; o a Nicolás Caputo, el mejor amigo del Presidente y empresario, ganador de las grandes licitaciones, dueño de Edesur que la juntó en pala con los tarifazos, que tiene empresas y cuentas off shore y fue beneficiado con el dólar futuro; o al mismo Mauricio Macri, que debe al Estado Argentino 70 millones del canon que nunca pagó del Correo Argentino, que asumió con 214 causas y que tiene 50 cuentas off shore que aparecen en los Panamá Papers; o a Luis Caputo primo de Nicolás, ex Ministro de finanzas y Ex presidente del Banco Central, que multiplicó su fortuna con el dólar futuro y la corrida bancaria de 2018, y es uno de los responsables del mayor endeudamiento de Argentina; o a Jota Jota Aranguren ex Ministro de Energía quien nunca se fue de Shell y es director de dos de sus filiales que fueron beneficiadas con compras de cargamentos de gasoil durante su gestión; o al hermano del Presidente, Gianfranco Macri que ganó 5 millones de dólares a través de los parques eólicos que obtuvo del Estado y que luego revendió; o a María Eugenia Vidal, responsable del robo de identidades en el vergonzoso y encubierto caso de los “aportantes truchos”, para blanquear los 90 millones de pesos que gastó Cambiemos en las últimas campañas electorales. Y podría seguir sin solución de continuidad porque la corrupción de Cambiemos es infinita y porque estamos en presencia de un gobierno estructuralmente corrupto, a diferencia del gobierno anterior que tuvo casos de corrupción (siempre y cuando sean probados, porque hasta ahora solo es ruido mediático y cárceles sin condena).
Por todo lo expuesto y expresando mi total acuerdo con Raúl Traversa, ya mismo quisiera que ¡agranden el cuarto!








Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3188 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314520 - N° de Registro DNDA: en trámite