Miércoles 16 de Octubre de 2019   |   Un día como hoy...

Partido de Gral. Pinto | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

26-09-2019 - OPINIÓN
Es sólo el comienzo



Por Enrique Minervino.

En mayo de este año publiqué una nota cuyo título era “El no delfín”, la cual hacía referencia a quien es, para mí, la figura política más importante de nuestro país en estos últimos cuatro años, y que el viernes visitó General Pinto y otras ciudades de la Cuarta Sección Electoral. En aquella oportunidad expresé una serie de conceptos y fundamentos por los cuales tengo la convicción de que estamos ante un político brillante, cuya aparición en la vida pública es reciente, pero su militancia en el peronismo data de sus años de estudiante.
En la nota hice referencia a la utilización del término “delfín” como expresión para designar a aquellas personas a quienes los líderes de una empresa, partido político o cualquier institución, eligen para designar en algún lugar clave de la estructura de poder o eventualmente para sucederlo en el cargo, en caso que decida retirarse. Para algunos, Axel encajaba perfectamente en ese estereotipo y no tardaron en adjudicarle el mote de “delfín” de Cristina. “Es el ‘delfín’ que Cristina manda a la provincia”, decían, con la seguridad y suficiencia propias de quienes están siendo portavoces de una expresión certera y profunda.
Quienes se expresan de ese modo, no han reparado en la magnitud del personaje del cual estamos hablando, y con esa caracterización lo que hacen (intencionadamente o no) es minimizar su figura y ocultar sus méritos. El ahora candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, tiene un currículum de lujo y su trayectoria académica lo sitúa por encima de la media intelectual de la mayoría de los políticos que hemos sabido conseguir en nuestra querida Argentina. Además ha sabido ganarse un lugar muy importante por sus propios méritos, en el universo de los dirigentes políticos de nuestro país.
Axel fue ministro de Economía desde 2013 a 2015 y, antes de eso, tuvo otros cargos en el mismo ministerio y en YPF. Pero es su recorrido académico lo que marca la diferencia entre este dirigente político y los demás. Axel es profesor (ahora con licencia sin goce de sueldo) en varias cátedras de las facultades de Ciencias Económicas y de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, y docente de posgrado en otras instituciones prestigiosas, como el Instituto de Desarrollo Económico y Social y FLACSO. Fue profesor de la Maestría en Economía Política y tiene un Doctorado obtenido en la UBA, para el que presentó una tesis sobre la teoría keynesiana que le valió la calificación de 10 sobresaliente por parte del jurado. También es investigador adjunto del CONICET, donde desarrolló varias líneas de investigación sobre temas de economía.
También es autor de algunos libros. En el mes de mayo presentó su obra “Y ahora ¿Qué?” en la Feria del Libro, en un evento al que concurrieron más de 1.000 personas, que desbordaron el recinto asignado para su presentación. Este título se suma a otros anteriores, como “Diálogos sin corbata”, “Fundamentos de la teoría general” y “De Smith a Keynes”. Y, en conjunción con otros autores, escribió libros de algebra y análisis matemático.
La trayectoria académica descripta lo ubica en un lugar importante del pensamiento argentino. Y su actuación política lo ha catapultado como uno de los proyectos más promisorios del escenario político actual, al punto tal que supo ganar la candidatura a gobernador de la provincia con el apoyo unánime de todos los sectores del “Frente de Todos”.
Más allá de haber sido ministro de Economía de la nación, esta actuación en los primeros planos de la política nacional no hizo que se alejara de la militancia de base. Por el contrario, Kicillof ha recorrido y recorre todos los puntos del país y, cada vez que visita alguna ciudad o realiza algún acto, multitudes se acercan a escucharlo y expresarle su adhesión.
Por todo esto, Axel tiene luz propia y no es delfín de nadie, ni siquiera de Cristina. La confianza que la ex presidenta tiene en su persona se basa en su recorrido académico, y en el hecho de que lo considera como uno de los mejores cuadros políticos de la actualidad.
Cuando en 2016 comenzó con la idea de dar charlas en plazas de distintas ciudades, miles de simpatizantes se reunían a escuchar con avidez sus palabras. A aquella primera plaza a la que asistió en Parque Centenario, en CABA, en diciembre de 2015, se le sumaron otras al año siguiente. Fue así que recorrió las ciudades de Córdoba, Rosario, Neuquén, La Plata, Gran Buenos Aires, Salta, Jujuy y Tucumán, entre otras. Eran las llamadas “plazas del pueblo”, que se colmaban de gente para escucharlo y acompañarlo. El año pasado visitó Junín y el “Salón de la Democracia” de la UNNOBA, donde realizó su charla y fue desbordado por los asistentes. En un acto lleno de entusiasmo y fervor militante, Axel cautivó a los más de 600 (algunos dicen muchos más) concurrentes que estuvimos allí. Esta idea de recorrer el país y de hacer las “plazas” fue su decisión y el fruto de su constante militancia.
Axel es un político con vuelo propio, un intelectual de primera línea, como pocos en la Argentina. Y se transformó en el fenómeno político más fuerte de los últimos años. Porque hay un sector de la sociedad argentina que lo ve como un político cercano, como uno más de ellos, y con la capacidad de representarlos en un momento de crisis dirigencial como el que atraviesa hoy la Argentina. Además es el único caso de un ex ministro de Economía que puede caminar por la calle o ir a un acto político, sin que nadie lo insulte o le recrimine algo. Por el contrario, sólo recibe expresiones de afecto. Esta cercanía con la gente lo hace brillar con luz propia, y demuestra la capacidad con la que construye su carrera política. Por eso, ya ocupa un lugar preponderante en el escenario político nacional. Y es sólo el comienzo.
Por Enrique Minervino.







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3399 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314520 - N° de Registro DNDA: en trámite