Lunes 10 de Diciembre de 2018   |   Un día como hoy...

Partido de Gral. Pinto | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

16-11-2018 - OPINIÓN
“Destrucción del Estado de derecho”

Por Enrique Minervino

Estado de derecho es un concepto surgido en el siglo XIX para referirse al tipo de Estado donde prima la ley y donde toda autoridad está sometida a las normas jurídicas. Se contrapone al estado absolutista o despótico, donde el rey se encontraba por encima de todos los ciudadanos sin que otro poder interfiriera en sus decisiones.
Es un concepto íntimamente ligado al de República y al de la división de poderes según el cual existen tres poderes independientes en el Estado: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Esta división es crucial para que el Estado de derecho sea pleno porque es necesario un Poder Judicial independiente ante el cual se pueda recurrir frente a las decisiones gubernativas consideradas abusivas o anticonstitucionales.
Hoy vemos con mucha preocupación que en Argentina el estado de derecho no está funcionando como tal y sufre un deterioro propio de los peores momentos de nuestra historia, lo cual se expresa distintos aspectos. Ellos son entre otros, el funcionamiento de la justicia, la persecución a los políticos y dirigentes sociales opositores, la censura a los periodistas críticos, los permanentes intentos de violación de las leyes y la Constitución por parte del gobierno, la creciente ola de xenofobia y racismo alimentada desde el gobierno y los medios amigos y la invitación de la ministra de seguridad a que los ciudadanos se armen.
El tema de la justicia es crucial y muestra como la división de poderes no es respetada por el gobierno de Cambiemos, quien mantiene una alianza con sectores del Poder Judicial cuya única finalidad consiste en realizar una vergonzante persecución judicial a los opositores. Esto se refleja en el trabajo de los fiscales enrolados en el macrismo y en la actuación de algunos jueces como Bonadío, quienes lejos de querer esclarecer el negocio de la obra pública en nuestro país, o la corrupción estructural del gobierno de Cambiemos, solo está interesado en perseguir a la ex Presidenta. La causa de los “cuadernos”, devenidos en fotocopias inventadas, solo tiene como objetivo que los empresarios llamados a declarar, involucren a Cristina. Nada más. Lo dijo un representante de la prensa macrista, el director de la editorial Perfil Jorge Fontevecchia. También el mediático abogado Cúneo Libarona declaró que su empresario defendido, quedó en cana porque en su declaración, no pronunció la palabra mágica, es decir Cristina.
Porque ese es el objetivo de esta derecha gobernante. Sacar del medio a Cristina y a todos los opositores a este modelo de exclusión y ajuste que ellos proponen desde el gobierno. La derecha quiere quedarse en el poder de por vida y para ello es necesario allanar el camino, y “limpiarlo” de opositores, sean estos políticos, sindicales, de los movimientos sociales, o de lo que sea. Hasta el Papa le molesta al gobierno de Cambiemos por su predicamento de la doctrina social de la Iglesia, incompatible con el neoliberalismo imperante en la Argentina.
Con el modo persecución a full, el gobierno de Cambiemos tiene presa sin razón alguna y como el caso más emblemático a Milagro Sala, quien lleva más de 1000 días de cautiverio bajo el mandato del gobernador/emperador jujeño Gerardo Morales. Y al día de hoy Macri tiene 16 presos políticos, todos ellos líderes políticos y militantes sociales, sin condena alguna. Una vergüenza no solo para el gobierno sino para la Argentina en el contexto mundial.
La derecha no escatima recursos cuando se trata de implementar sus políticas de transferencia de recursos de los sectores más humildes y los sectores medios a los sectores concentrados que ganan con este modelo. ¿Quiénes son esos ganadores? Muy pocos. Los bancos, los agroexportadores, y las empresas de energía, las cuales ¡oh, casualidad!, están en manos de los socios y amigos de Macri (Mindlin, Lewis y Caputo, entre otros).
Para seguir haciendo esto, es decir quedándose con toda la plata, (porque en definitiva de eso se trata), necesitan seguir en el poder. Y para seguir en el poder, hacen lo que sea. Y el estado de derecho es para ellos un obstáculo. Porque con el estado de derecho todos, absolutamente todos deben cumplir la ley. Hasta ellos, que muchas veces la violan. Y para seguir “llevándosela en pala” necesitan eliminar a los opositores. O bien amedrentarlos, maniatarlos, estigmatizarlos. Culparlos de todos los males. Como hace este gobierno con el kirchnerismo, o con los inmigrantes ahora. Como hizo la Revolución Fusiladora con el peronismo en el 55. Como hicieron en el 30 con Yrigoyen. Esto es la derecha. Esto es el macrismo que hoy gobierna la Argentina en alianza con el Poder Judicial y los llamados medios hegemónicos (Clarín, La Nación, Telefe, América, Grupo Prisa, etc).
La derecha siempre despreció el estado de derecho. En las oportunidades anteriores necesitaron de los golpes de estado para acceder al poder político y arrasar con él. Esta vez lo pudieron hacer por la vía democrática. Con un gran trabajo de marketing por cierto, una inversión fabulosa de los empresarios amigos (que son bien recompensados una vez en el poder con la concesión de la obra pública), y con el delito de robar identidades para decir que la plata de la campaña, (de color negro) la recibieron de aportantes “voluntarios”, que en realidad son “truchos” porque jamás pusieron un peso.
Sería bueno que los funcionarios del gobierno de Cambiemos y principalmente el Presidente que tanto hablan del “dialogo”, pero que sin duda desprecian, lo practiquen de verdad, y que respeten el Estado de derecho, que es la esencia del sistema republicano. Para que esta democracia que ya cumplió 35 años se fortalezca, es necesario que reine el estado de derecho, y no un Presidente.







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3089 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314520 - N° de Registro DNDA: en trámite